Avances y concesiones

18 Ene

Todo iba bien, hasta que mi madre platicó con la encargada de mí en la guardería.

Me echaron de cabeza, no me quedó de otra que hacer cara de circunstancia mientras dejaban al descubierto que he hecho trampa en los últimos días.

Les voy a platicar. Uno a veces, como bebé requiere atenciones mayores a las acostumbradas. A veces porque el clima no nos agrada, o porque vamos creciendo tan rápido que nos gusta recordar lo que éramos hace apenas un par de meses. O para calibrar a la mamá y que no se crea que todo va a ser muy sencillo.

Así que mi madre ilusamente estaba muy contenta porque desde pequeña hacía el intento para sostener mi mamila, y yo fui descubriendo que aunque no la sostuviera no se caía, así que supuse que esa mamila era mágica mientras mi madre estuviera presente, así unas veces si me daba la gana sostenía, otra simplemente bajaba las manos y podía girar la cabeza hacia cualquier lado y la mamila seguía mis movimientos, de no hacerlo con un gesto de enojo se recomponía. No sé por qué le dió a mi mamá preguntar si en la guardería sucedía lo mismo. Llevo mucho tiempo dando una buena imagen, soy la mejor portada de la guardería y ahora he quedado como una farsante. Evidentemente en la guardería sostengo muy bien mi mamila. Eso no es todo, lo de rodar también se me salió de control. Flaco favor me hicieron con el reporte en mi bitácora de actividades. “Estuvo muy activa, rodó bastante”. Es que hay un corral ahí en mi escuelita, en donde me gusta rodar, y en casa hago repelar a mamá, hago carita de “estoy chiquita” y pujo como si fuera una odisea hacer el ejercicio. Claro, mamá me aplaude con poquito que haga, ¡y yo me dejo consentir!.

Bueno, luego del informe que le han dado a mi madre, de vuelta a casa durante el camino,  habló seriamente conmigo, se acabaron las concesiones. ¡Ay de mí!. Afortunadamente creo que no se enojó, lo platicó con mi papá y los dos reían, pero dicho y hecho, ya no creyeron en mi carita de esfuerzo. Ya veré cómo me las ingenio en los siguientes días.

Anuncios

6 comentarios to “Avances y concesiones”

  1. Rosy enero 18, 2011 a 6:32 pm #

    jejejeje exagerada tu sacro santa madre!, ni que ella no hubiera sido bebé

    tu ponle la sonrisita y verás como regresan las concesiones

    besos

  2. TU NANNY enero 18, 2011 a 6:32 pm #

    jajaja Ay nanita! te cayó el Chahuistle, muñeca! Jajaja, no te apures, estoy segura que con un par de grititos más y unas cuantas sonrisas se les olvidará el reporte y listo! a seguir siendo la princesa jajaja

    Besos y apachurros!

  3. Nohemi enero 18, 2011 a 7:11 pm #

    jajajjajja, hermosaa!, ni modo pequeña, hay que crecer, tu disfruta mientras puedas de todas las atenciones de mamá, que ya llegará el dia que diga : en que momento dejaste de ser mi bb 😀

  4. CyAi enero 18, 2011 a 9:49 pm #

    Pequeña pilla….pero hasta en esos pequeños detalles demuestras lo inteligente que eres princesa 😉 …..ni modo a ver si resulta para la otra; besos!!!

    Claudette y Aitana

  5. Ale enero 18, 2011 a 10:04 pm #

    Tu sigueles sonriendo y verás como caen redondos 😉
    Besos hermosa!

  6. Maye enero 19, 2011 a 6:54 am #

    Cielos, te descubrieron!!! pero con una de tus lindas sonrisas el asunto queda arreglado y a dejar que te sigan consintiendo que para eso está tu madre.

    Pero por si acaso hay que ir pensando en nuevas estrategias.

    =)
    Maye

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: