Cansancio crónico post parto

22 Ene

Sin duda tener un hijo(a) te cambia la vida. También es verdad que una sonrisa de tu cría hace que todo valga la pena. En lo que no estoy de acuerdo es que con solo verle, se te quita el cansancio.

Recién cuando llegamos a casa, luego de su nacimiento, llegué todavía bajo el efecto de la adrenalina, y analgésicos. Esa noche no pude dormir. Prácticamente me quedé a la orilla de mi cama con su cuna a un lado viéndole. Era tanta mi emoción, y responsabilidad que tenía frente a mí que ni siquiera me acordé de que el cuerpo requiere dormir para funcionar bien. Después, entre cambios de pañales y respectivas sesiones de alimentación se me han ido los días. De cuando en cuando uno se acuerda que hubo días en algun momento de tu vida en que podías despertar hasta medio día si se te apetecía. Durante el primer mes, drásticamente se redujeron mis horas de sueño a una o dos al día. Justo al cumplir el primer mes, literalmente rebotaba con las paredes, empecé a tropezarme con todo, mi estado de ánimo empezaba a llegar a un punto en el que se exacerbaba mi tendencia al perfeccionismo, yo que nunca usaba reloj ahora quería tener todo con cronómetro, agotada llenaba y llenaba la bitácora de crecimiento, medicamentos, alimentos, todo tenía que girar de forma exacta a mi alrededor. Ante tal situación era lógico que se rompiera el hilo por el punto más delgado  y ese día llegó, en que no escuché más, caí en un sueño profundo durante 10 horas. Para mí solo había sido un pestañazo, me reincorporé como resorte espantada, con sentimiento de culpa, y ví que mi hija no estaba en su cuna, sino que al lado de su padre muy tranquilos se enteraban de las noticias y sonrientes me esperaban para que yo comiera algo.

No pasó nada. Simplemente tenía que descansar y ya era necesario. Aunque uno piense que todo va bien y tomes todas las precauciones que estén a tu alcance para que así siga, ahora como madre siento que se me prendió un chip de control freak.

Hace un par de semanas que salíamos en familia a dar un paseo, inconscientemente  realizaba ejercicios de relajación cervical mientras iba de copiloto, y mi pareja extrañado me preguntó si me sentía tensa. Hasta ese momento, con mi natural respuesta le dije, llevo tensa los mismos días que nació nuestra hija, es más, creo que estoy tensa desde el día en que nos propusimos hacer lo necesario para tener descendencia!. Entre risas me tranquilizaba cuestionando, ¿qué es lo que me estresa???. Tengo una hija maravillosa, tranquila, alegre, con horarios establecidos, saludable.

Demonios! Nada, solo es que me despierto varias veces en la noche, al menor ruidito salto, no puedo evitarlo, la toma de las 6 de la mañana, arreglarme, cambios de pañal, arreglar la pañalera, salgo con todo lo necesario para llenar un carromato de gitanos, y los chupones de emergencia como anillos adornando mis dedos. Así, todos los días automáticamente elaboro en mi cabeza un check list de lo que ocuparemos en el transcurso de la jornada. Lo irónico es que si me ayudan, yo quiero darles mis listas por telepatía.

Una que otra vez, me he sorprendido con sonrisa malévola cuando veo al padre cargar con su chiquilla, hecho bolas, si carga el portabebé  ya es imposible que piense en nada más. Quisiera irme a sentar cómodamente a mi asiento y tal vez por unos minutos sienta esa tensión en el pescuezo con la que me sorprendió al preguntarme qué es lo que me estresa.

 

Conozco a varias amigas que están igual o peor. Sí, se puede estar peor. El cabello, la piel, el peso, las ojeras, las tendinitis en pulgar, muñecas, y con mucho más cansancio que el mío porque mal que bien logro dormir un poco más que ellas. Afortunadamente ya se sabe, ninguna etapa es igual a otra, y lo que representa cansancio ahora no lo será en un par de meses ni conforme vayan pasando los años. Pero también es sabido a la perfección que las mamás no hay día en que duerman sin antes pensar en el bienestar de sus hijos, así estén a su lado en sus cunas, o a miles de kilómetros de distancia cincuentones y probablemente con sus propias familias.

Bienvenidas las ojeras.

Anuncios

7 comentarios to “Cansancio crónico post parto”

  1. Nohemi enero 22, 2011 a 2:29 am #

    ahhhh, shalallalala, me gustó leerte, y pues si, me imagino que asi debe ser, los hijos son una bendicion, pero tmb implican sacrificios, quizá cuando solteras nosotros durmiendo a pierna suelta o divirtiendonos, y nuestras madres preocupadas por nosotras , en fin es ley de la vida, disfruta de todas las satisfacciones que te da Rebeca, que sin duda, serán muchas mas :D, besos a las dos !

  2. damaris enero 22, 2011 a 2:32 am #

    Zereth es la meritita true! La semana pasada mi esposo según muy listo para irnos a misa, ¿Y las cobijas corazón? Clima: 8 grados…

  3. Maye enero 22, 2011 a 5:06 am #

    Tus dedos como siempre llenos de razón, efectivamente desde que nacen los hijos ( o en muchos casos desde antes) ya no duermes noches enteras, quieres ser la super mamá y tener todo perfecto para ellos, ya despues se van estableciendo rutinas y se hace “menos pesado” que no menos cansado, pero a final de cuentas sabes que todo, absolutamente todo vale la pena… aunque no cae mal de vez en cuando pensar un poco en nosotras y descansar!!!

    Cuídense!!
    =)
    Maye

  4. Rosy enero 25, 2011 a 3:22 pm #

    jejejeje yo creo que TODAS coincidimos en que a los papás si bien quieren ayudar, no pueden con dos cosas a la vez, y así en todos los aspectos de su vida, en fin! (acostumbrarse)

    y lo otro yo creo que también a TODAS en algún momento del embarazo alguien nos dijo, que una vez teniendo hijos nunca vuelves a dormir como antes

    nuevamente en fin como dices bienvenidas ojeras, ya nos pasaremos el tip de un buen corrector de ojeras

  5. iriasema enero 27, 2011 a 11:01 pm #

    Cuando son pequeños o bebes no duermes y cuando son grandes ( jovenes-adolecentes) “No vives”.

    ánimo de aqui en adelante tu vida ya no sera mas tu vida, cuando crecen te preocuparas porque esten cubiertos con sus cobertores, y para que te digo cuando salen de fiesta.. es un laaaaaargo camino. pero realmente vale todo la pena.

  6. ivonne rotter febrero 3, 2011 a 9:44 pm #

    Caramba, pero si acabas de describir mis días iguales a los tuyos, eso me hace sentir mejor aunque no lo creas……….no cambiaría mi experiencia por nada, amo a mi hijo y soy feliz, pero si el cansancio apremia, y la vida se vuelve muy acelerada, y ellos pues son lindos con sus intentos de ayuda, jamás le quitaré la intención, pero estan lejos de tener eso que solo una madre desarrolla.
    Saluditos y felices cansados días

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cansancio postparto - Joven Bebé - marzo 18, 2014

    […] Estos cambios que la madre sufre, durante todo el periodo del embarazo, tiene como resultado que después de dar a luz al bebé, se sienta básicamente cansada. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: