Tag Archives: 10 meses

De las papillas al plato de sopa

17 Jun

Desde los 6 meses, el asunto de las papillas se volvió un tema recurrente en nuestro hogar. Tomando en cuenta la importancia que tienen esos primeros alimentos,  pensando en si serán lo suficientemente nutritivos, al irle retirando poco a poco su principal soporte que hasta ese momento era la leche.

Recuerdo que durante el embarazo, me dediqué a hacer una lista de objetos inútiles, que en opinión de otras madres, solo resultaron un estorbo o realmente su uso fue ocasional, que no justificara su compra. A pesar del bombardeo comercial al que las nuevas mamás y no tan nuevas nos vemos expuestas constantemente. De lo que por cuenta propia consideré un gasto inútil fue el procesador de alimentos mini. Con una batidora de inmersión común y corriente, he preparado de manera cómoda y fácil todas las papillas que mi hija ha requerido. La diferencia en el costo y espacio para su almacenamiento son considerables. He dudado todo el tiempo, de si ante un nuevo alimento estará en el tiempo correcto, y sus efectos. Me queda claro que el gusto en parte se va educando, pero hay uno que ya viene insertado desde que nacen. Por ningún motivo ni razón mi hija a aceptado la zanahoria cocida, lo mismo pasó con la manzana. Solo cuando han ido mezcladas con algun otra verdura o fruta que  lo “encubra”. Dudé mucho, si era lo correcto, del momento en que empecé a darle alimentos triturados en vez de molidos. ¡Si ni dientes tenía!. Para mi sorpresa sus incipientes intentos de masticación eran a través de las encías y lo más asombroso, resultó ser un detonante para que aparecieran los dientes. Yo hasta ese momento pensaba que se necesitaban dientes para poder masticar, y fue al revés. Se necesitaba masticar para que asomaran los dientes. Ya nos falta menos de un par de meses para que al fin esté integrada a nuestra dieta familiar. Ante un problema creciente de obesidad infantil, creo que es importante documentarse y estar alerta sobre los peligros potenciales ya sea por el contenido del alimento o por el exceso en su consumo que se generen malos hábitos que puedan afectarle en su vida futura.
Sobre todo, estar consciente de que los hábitos no se heredan, pero se transmiten. Si los papás mantenemos una alimentación equilibrada, saludable y variada, lo más seguro es que un hijo haga lo mismo sin que mamá o papá estén todo el tiempo insistiéndole en que consuma más verduras y menos hamburguesas.

Por lo pronto, hoy mi hija disfrutará su primer plato de sopa.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: