Tag Archives: Frases

Fraseario de la peque

27 Ene

A manera de excusa, he abandonado este sitio, igual o más que mi blog personal, no por falta de ganas, sino porque en realidad desde que me convertí en madre, mis ocupaciones personales, laborales y de madre de tiempo completo la mayoría de días me dejan exhausta y pienso, quiero escribir esto que hemos vivido para que no se me olvide. Las emociones son mis recuerdos y muchas veces me sorprendo releyendo algo que escribí años atrás y vuelvo a vivir esos fragmentos que forman parte de mi vida,  o nuestra vida.

Desde hace un tiempo, cuando las palabras se fueron juntando en el vocabulario de mi hija, y empezó a hilar frases, nos ha arrancado alguna que otra carcajada, a veces por su contenido, a veces por lo absurdo, o por lo sentenciosas que han resultado. Mi intención, en esta bitácora es acotarlas, y sí releerlas para recordar lo que ha sido su crecimiento unas veces atinadas otras no tanto.

Hoy por la noche, y ya sabrán los padres de preescolares lo difícil que resulta a veces lograr que vayan a la cama a una hora decente. Para mí la hora decente es a las 8:30 a 9:00 pm. Sobre todo cuando ya tomó una siesta en la tarde suena como una misión imposible.
Así que en cuanto le mencioné que ya debía irse a la cama a descansar, antes de que rezongara, le recordé, que mañana Lunes irá al colegio, y le toca llevar su uniforme de deportes. Ok, eso no es muy alentador, pero a veces funciona. Además, le digo, luego de clases, aprovecharemos para llevarte a la peluquería… su carita de emoción apareció, y yo pienso, creo que esto es como un soborno pero qué más da si a la peluquería ha ido como 3 veces en su vida… y por si fuera poco, prosigo, después de la peluquería, te invitaré a comer a un restaurante.

Ni tarda ni perezosa, se enfiló hacia su camita, eligiendo su pijama y gustosa se acomodó entre sus cobijas. Feliz ante la víspera de ir a la peluquería, me arrimó una frase:

  • “Oye mamá (gesto pensativo), pero si me cortan el pelo como a ti, me voy a poner triste”

Silencio.

Respondo, -ok, no te preocupes, le diremos a la peluquera que no te lo corten como a mí, y sonrió satisfecha.
-Buenas noches!

Creo que me ha jodido.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: