Tag Archives: Primer trimestre

Memoria embarazosa

29 Ene

Me resistía a creerlo, pero de unas semanas para acá he notado que se me dificulta mucho recordar nombres. No me espantaría, de no ser porque hasta la fecha si alguna de mis habilidades podía presumir era justamente mi buena memoria. Ahora me he sorprendido en una que otra conversación en donde pareciera que simplemente se me borra la cinta, del ese pequeño detalle, el nombre de aquel que hizo, en tal.

Google que siempre tiene respuestas muestra excusas para mi demencia. Noticias ABC sacó una nota al respecto, pero también en los siguientes artículos de los cuales encontré su abstract en forma gratuita,  Memory loss during pregnancy, A review of the impact of pregnancy on memory function. Al menos ya podré decir: Es por el embarazo.

10 semanas y siento que floto de felicidad

24 Ene

Horas y horas de espera, hasta que al fin, vimos lo que tanto deseábamos. El papá siempre tan sereno, solo asintió como diciendo, “te lo dije, todo está bien”, y volvió a preguntar si ya se veía el sexo de nuestro ahora feto. -¡Que no! ya le han dicho que eso es más adelante. Pero insiste, un día por cansancio del médico de imagen,  tal vez termine obteniendo la respuesta. Yo con el pescuezo flexionado y girado como de ninguna otra manera lo haría, solo tengo ojos para lo que veo en pantalla. Sin duda soy de las pacientes incómodas. -Oiga, ¿la translucencia nucal cuánto mide? se ve bien?, la frecuencia cardiaca tiene buen ritmo? los huesos de la cara como están?, ¿la placenta ya va?, ¿no hay hematomas, algo raro?,  ¿la circulación?, ¿todo bien delimitado?… -¡Que sí, señora, confíe en que lo sé hacer!… solo porque no es posible no me han pasado ahí frente al teclado.

A veces imagino si tan solo tuviera el equipito ese en mi casa, pasaría unas 2 horas al día viendo mi comedia favorita: “mi vida desde adentro”. Pero tampoco hay financiamiento para esa locura, a cambio, ya pedí un chirristor para escuchar el latido fetal. Ya les contaré qué tal funciona, o si lo que termine escuchando a todo dar sean mis tripas.

Volviendo a la semana de hoy, que curso alegremente la número 10 (yupii ya voy la primera parte de 4), el médico nos ha dicho que todo va como se espera, que disfrute mi falta de náuseas y vómitos, y que podemos irnos tranquilizando, solo faltan 3 semanas para brincar al segundo trimestre.

Semana 8

13 Ene

Estos días me han transcurrido lentamente. Claro, me la he pasado dormitando durante gran parte de los días, y cuando ya realmente me tocó ir a visitar mi lugar de trabajo, pensé que después de todo el reposo no me va mal.

Me sorprendió gratamente la cantidad de mensajes que hubo luego del aviso a los amigos y conocidos, reales y virtuales. Aunque también ha sido una especie de liberación, y a pesar de que en esto nunca se está seguro de nada, o yo ya vengo muy escamada de todo. Quiero y necesito disfrutar éste embarazo.

Las primeras semanas luego de un manchado en algunos días, una difícilmente puede estar tranquila. Para los médicos es amenaza de aborto hasta no demostrar lo contrario y una siente el corazón chiquito, y el miedo grandote. Así que cada ida al baño era enfrentarme a la realidad. Llega un punto en que uno no sabe si el color es transparente o ya le está viendo un tono café, tirando a rojo. En cualquier otro momento no habría dificultad para diferenciarlo, pero yo ya me sentía en estado psicótico, analizando casi con lupa y a contra luz para descubrir cualquier tonalidad alarmante. En los últimos días, luego de comprobar que su corazón latía y después de verlo en movimiento, y sin más manchas al frente, mi valor se fue restableciendo, la confianza en que todo irá bien en adelante.

Claro, hasta que empieza una a maquinar, mientras llega el siguiente ultrasonido, conforme se acerca la fecha para la cual me falta más de semana y media, veo como empiezo a rascarle a la caja de posibilidades. Mi pareja va al revés, él se preocupa por si la fecha de nacimiento estará a tiempo para ingresar sin problemas al ciclo escolar que será en poco más de 6 años. La loca de su mujer apenas y se revisa exhaustivamente todos los días a ver si le aparece algun signo o síntoma de embarazo, ¿la ansiedad cuenta?.

El balance perfecto.

A %d blogueros les gusta esto: