Tag Archives: Primer trimestre

La música de tu corazón

4 Ene

Todos mis miedos y el último susto de hacía apenas unas horas quedaron minimizados en cuanto vimos ante nosotros la magia del ritmo de su corazón, a 162 latidos por minuto.

Miles de preguntas parecían surgir alrededor, que si las medidas, los bordes, la circulación. Apenas y se distingue un híbrido de renacuajo con humano, pero para nosotros cambió el mundo entero.  Le tomaron fotos de frente y de perfil, el pequeño polizonte ha sido fichado a sus 7 semanas de gestación.

¿Yo qué puedo decir?, si desde hace 2 años y medio que iniciamos la aventura, luego de pasar el tiempo con el método divertido, el asunto pareció irse complicando, entre numerosas visitas a ginecólogos, estudios, tratamientos, cirugías, horarios cronometrados, medicina alternativa, clases de yoga, oraciones de gente más buena que un pan y un aborto el mes pasado, ya me sentía como ascendiendo a pirata con pata de palo en estos mares.

Si yo lo único que he pretendido ha sido un embarazo tranquilo y sano que llegue a buen puerto y poder criar una persona de bien.

A lo largo de este tiempo he recibido diversas opiniones, consejos, mensajes cargados de optimismo, mientras les escuchaba con una oreja, por mi cuenta, me procuraba un horario para lecturas médicas relacionadas al tema, combatía la hipocondria. Afortunadamente, la felicidad de la ignorancia tuvo siempre un resquicio donde guarecerme.

Y ante la ignorancia propia y de uno que otro más versados en el área, me apareció un hijo en el vientre. He leído miles de veces que cuando menos lo esperas es más fácil quedar embarazada. Pues no es mi caso. Diría que por lo que a mí respecta aplico al contrario.

Nunca dejé de desearlo con todas mis fuerzas, de no haber sido así no me habría tomado la molestia de hacer desde los métodos rudimentarios a los más complicados y fue precisamente cuando más estresada estuve que ocurrió el primer embarazo, el cual al perderse me provocó una tristeza tan profunda que jamás había imaginado, sentía que parte de mí también había muerto. Pero no desistí, tan lo seguimos intentando que me embaracé en el mes inmediato. Éste chamaco no conoce de treguas.

Incrédulos todos, y llámenme insensata, pero médicamente, en mis condiciones de infertilidad inexplicada más el pequeño detalle de mis 36 años, lo que menos podía perder era el tiempo. Si me espero 6 meses me crecen barbas y no estaría contando esta historia. Tal vez he tomado más riesgos, los cuales he asumido con conocimiento de causa, y es algo de lo que no me arrepiento. Hoy ví a mi embrión por primera vez, y no negaré el amor a primera vista, sin embargo, yo ya estaba enamorada desde hace muchos largos meses antes de que anunciara su llegada. Solo que hasta no ver, no creer, y hoy CREO. Estoy embarazada.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: